Aspectos laborales de la fabricación de vehículos en España

Félix Martín-Monzú,
Director del departamento Laboral de ANFAC (Asoc. Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones)

Las diez empresas, todas multinacionales, y las 18 factorías de producción de vehículos implantadas en España, dan empleo directo a algo más de 58.000 trabajadores. Los contratos indefinidos son los más utilizados, representando el 86,5% del empleo total. Los temporales representan sólo el 7,1%, porcentaje muy inferior a la media del sector industrial y los contratos de relevo suponen el 6,4%. 

 La crisis económica, con una importante disminución en las ventas y con incidencia también en la producción, ha obligado a adoptar medidas de adecuación de plantillas, tanto coyunturales como estructurales. En consecuencia, previa utilización de la flexibilidad pactada, ha sido necesario utilizar ERES temporales, alcanzando en abril de 2009 su mayor nivel, con 44.000 trabajadores en regulación. En cuanto a las medidas estructurales, los niveles de empleo se han visto por la misma causa afectados, con un descenso de unos 5.500 trabajadores desde 2007. La adecuación se ha realizado mediante sistemas no traumáticos, pactados con las representaciones sindicales.

La formación de los trabajadores de las plantas es un aspecto fundamental para la competitividad y productividad de nuestras factorías. Así, cerca del 40% de los trabajadores tienen Formación Profesional en sus diversos grados, y las inversiones en formación continua el pasado año supusieron 57,6 millones de euros. 

En cuanto a las relaciones laborales, la totalidad de las empresas fabricantes de vehículos se rigen por convenios de empresa, instrumento que mejor se adapta a las necesidades y circunstancias de aquellas y de sus trabajadores. Buena prueba de ello es que, aun en circunstancias de crisis, las plantas españolas han logrado la asignación de nueve nuevos modelos de vehículos. Igualmente, esa adaptabilidad ha permitido reducir muy significativamente el impacto de la crisis en el empleo, mediante mecanismos de flexibilidad en la producción, como “bolsas de horas”, que en 2008 redujeron los ERES temporales a la mitad.

Asimismo, la cercanía negociadora derivada del tipo de convenio (empresa) ha facilitado el pacto sobre los planes sociales para minimizar el impacto de los ERES, que está permitiendo la reincorporación progresiva de una parte de los trabajadores afectados mediante su contratación como relevistas en un plazo máximo de dos años.

Por ello, ANFAC está siguiendo con especial atención las actuales negociaciones de los agentes sociales para la Reforma de la Negociación Colectiva, ya que la mejora de las potencialidades del convenio de empresa es un elemento de competitividad imprescindible para asegurar la continuidad de nuestras factorías.

También precisamente por este motivo, vemos con preocupación las actuales negociaciones de CONFEMETAL para la firma de un convenio sectorial nacional del metal, que de firmarse finalmente sin salvaguardas, podría afectar muy gravemente a las empresas de nuestro sector.

Finalmente, a la hora de destacar los activos de este sector, indudablemente, uno de los primeros a referenciar es el de la muy baja conflictividad, con índices de entre el 0,03 y el 0,2%. Es por tanto la paz social, derivada de la responsabilidad de trabajadores y empresarios, un valor a preservar, al que creemos que no es ajeno el sistema de negociación colectiva del que hemos decido dotarnos.
Compartir en:

Servicios

Suscribirse al newsletter

Si desea recibir las newsletters de Adecco Red, rellene el formulario indicando sus areas de interés.

Sectores | Febrero 2018
SELECT articulos.*, newsletters.division FROM articulos INNER JOIN newsletters ON (articulos.newsletter=newsletters.id) WHERE newsletters.fecha>'2018-10-15' AND newsletters.publicar = 1 AND articulos.id NOT IN (0) AND articulos.seccion IN (1,2) ORDER BY RAND();