El employer branding como forma de atraer talento a la empresa

Daniel Martínez, director sectorial de Adecco Hostelería

El 35% de los profesionales del sector reunidos en el último Congreso HORECA de AECOC confirma unas previsiones de crecimientos estimados para sus compañías de entre un 6 y un 10% para este 2017, y el 20% cree, incluso, que ese aumento superará el 10%. Estos datos ratifican el buen momento que atraviesa el mercado de la alimentación fuera del hogar, el cual cada vez tiene un mayor peso en el PIB nacional después de los duros años de caída vividos durante la crisis económica.

Este buen comportamiento del sector hace que se incremente la competencia, lo que lleva también a la necesidad de reclutar el mejor talento para ofrecer una propuesta diferenciada. En concreto, una de las estrategias más efectivas es construir una marca empleadora fuerte y mantenerla mediante el impulso de acciones relacionadas con el employer branding; es decir, mostrar la historia, los valores, la cultura y la misión de la empresa para darlos a conocer entre los candidatos que se presenten a sus procesos de selección.

No obstante, esto no es una cuestión sencilla, ni de un solo día. Requiere, en primer lugar, pararse a reflexionar para saber en qué punto se encuentra la compañía en ese momento, y hacia dónde quiere llegar. A continuación, y tras este ejercicio de reflexión, se pueden poner en marcha una serie de acciones de employer branding para atraer el talento más adecuado a la empresa y convencerlo para que trabaje en ella.

1. Qué hace diferente a la compañía. El primer paso para mejorar la marca como empleador es, antes de hacer nada, saber qué piensan de la organización tanto los propios empleados como los candidatos, así como la opinión que hay de ella en Internet. Partiendo de esta base, hay que identificar lo que diferencia a la empresa de los competidores, con el fin de crear una imagen de marca que destaque del resto.

2.- Reforzar la presencia online. La organización debe dotarse de una imagen corporativa positiva en el entorno online, la cual ha de describir sus valores y su cultura, que esté alineada con el clima laboral interno, que se actualice periódicamente y que se transmita a los profesionales que en un futuro puedan incorporarse al equipo de trabajo.

3. Convertir a los trabajadores en embajadores. Los empleados son muy importantes para generar la imagen de empresa, porque éstos pueden llegar a ser los mejores defensores de la marca. Por ello, el reto es convertirlos en embajadores de la imagen. De hecho, sus opiniones y recomendaciones tienen una poderosa influencia en las redes sociales y en los portales de empleo.

4.- Impulsar una página de empleo. Poner en marcha un lugar donde los candidatos puedan dirigirse para hacer llegar sus solicitudes es muy recomendable; y, además, una buena forma de mostrar la historia, la cultura y los valores de la compañía. Hay que aprovechar que la mayoría de las personas prefiere inscribirse directamente en la página de empleo de la empresa para que la desea trabajar que en los portales generalistas.

5.- La opinión de los candidatos. Es interesante tener en cuenta la opinión de los candidatos que participen en los procesos de selección de la empresa, tanto de su percepción sobre la imagen que reciben de la compañía, como acerca del proceso de reclutamiento.

6. Utilizar el componente social. Los candidatos potenciales pasan la mayor parte de su tiempo en las redes sociales. Hay que aprovechar esto para compartir contenido e información relevante sobre cómo es trabajar en la empresa y las ofertas de empleo que hay. Sin duda, es un buen escaparate para mostrar las acciones y el día a día de la organización en Twitter, Facebook, LinkedIn, e incluso Instagram.

7.- Dar a conocer el salario emocional. Este concepto viene determinado por unas condiciones adecuadas para trabajar cómodo, un buen ambiente de trabajo, unas relaciones laborales marcadas por el compañerismo y la posibilidad de conciliar trabajo y familia. Darlo a conocer es importante para que los candidatos se hagan una idea de lo que se van a encontrar en la empresa.

8.- Evaluación continua. Por último, es recomendable realizar un análisis constante de la estrategia de employer branding, detectar lo que no funciona bien, ser receptivo a las críticas y convertirlas en un aliado para mejorar la eficiencia y la calidad.

Por todo ello, poner en marcha una estrategia efectiva de marca de empleador puede ayudar a atraer a los mejores profesionales y el talento necesario que cualquier empresa del sector requiere en estos tiempos, lo caul, sin duda, le ayudará a mejorar su presencia en un mercado tan competitivo con el actual.

Compartir en:

Servicios

Suscribirse al newsletter

Si desea recibir las newsletters de Adecco Red, rellene el formulario indicando sus areas de interés.

Sectores | Junio 2017
SELECT articulos.*, newsletters.division FROM articulos INNER JOIN newsletters ON (articulos.newsletter=newsletters.id) WHERE newsletters.fecha>'2017-09-21' AND newsletters.publicar = 1 AND articulos.id NOT IN (0) AND articulos.seccion IN (1,2) ORDER BY RAND();