“El que sobrevive no es el más fuerte, ni el más listo, sino el que se adapta antes”

Carlos Vico, fundador de la escuela de supervivencia SurvivalXtreme

Carlos Vico tiene 35 años, pero la vida le ha dado mucho de sí: en ese tiempo ha sido empresario, ha cruzado el desierto, ha corrido el Dakar, ha tenido dos hijos, ha estado a punto de morir en varias ocasiones, se ha arruinado, ha dormido enterrado en estiércol… y muchas cosas más. Ahora dirige una escuela de supervivencia extrema y ha puesto en marcha un programa específico para empresas y directivos que quieran superarse a sí mismos. Su último proyecto se titula ‘Superviviente’ y es un libro en el que da las claves y las herramientas para que todo el mundo pueda enfrentarse y superar sus miedos.

¿De dónde le viene la pasión por la supervivencia y el riesgo? ¿Quiénes son sus referentes?

Yo empecé desde muy pequeñito, con mi abuelo. Con tres años ya estaba con él en la montaña y supongo que de ahí viene todo: él plantó la semilla y ésta fue creciendo hasta que, por cosas del destino, decidí montar una escuela de supervivencia y convertirme en lo que soy hoy.

Su primer viaje extremo le llevó a Los Alpes franceses en 2012. ¿Qué le motivó a adentrarse en una aventura como ésa?

Fue un poco la necesidad de empujar. Igual que aquél que empieza corriendo 5 kilómetros, luego 10 kilómetros… Al final, siempre estás buscando subir un poco más el listón o buscar un poco más tu límite. Yo, antes de ese viaje, ya estaba muy acostumbrado al entorno que tengo aquí cerca, así que decidí subir el nivel e irme a los Alpes franceses, donde hay nieves perpetuas y las cosas se complican bastante más. La verdad es que el motivo que me llevó a ese destino es bastante tonto: un queso. Hay un queso que me gusta mucho y que lo hacen en un pueblo de los Alpes, así que me animé a ir hasta allí.

¿Qué aprendió durante esos días?

Realmente de lo que me di cuenta es de que, aunque tú creas que sabes algo o pienses que tienes un conocimiento elevado sobre algo, cuando sales de tu entorno, resulta que ese conocimiento no funciona igual, no vale. Es decir, tú puedes entender cómo trabaja tu empresa, pero cuando vas a otra eres consciente de que todo cambia, de que tienes que readaptarte y coger conocimientos nuevos para sobrevivir. Es complicado, no es tan fácil como parece.

Después de los Alpes llegaron muchos otros retos más. ¿Qué siente al superar cada una de las aventuras a las que se enfrenta?

La verdad es que, en un primer momento, siempre que consigues superar algo así sientes que es gratificante. Pero yo, sobre todo, de las victorias intento aprender: cuando termino un viaje, hago un análisis para ver dónde lo he hecho bien, dónde lo he hecho mal… Y, además, tengo un problema: cuando yo llego de una expedición ya estoy pensando en la siguiente porque siempre necesito más.

Cuenta en su libro ‘Superviviente’ que las distintas experiencias extremas vividas en estos últimos años le han ayudado a dominar el miedo, ¿a qué tenía miedo el Carlos Vico de antes y a qué le teme el de ahora?

El Carlos de antes tenía una coraza muy grande: sentía miedo, pero no le gustaba demostrarlo. Antes era muy temperamental, enseguida me enfadaba, me sentía irritado, estaba a la defensiva… Y yo creo que el cambio fundamental ha sido, precisamente, entender que todo eso me pasaba porque tenía miedo a ser agredido. Una vez que he asimilado eso, me he convertido en alguien más tranquilo, con un comportamiento mucho más adaptativo, al que le gusta hablar con la gente, etc. Por eso, el Carlos de ahora tiene muy poquitos miedos personales, lo que más miedo le da es que puedan dañar a las personas a las que quiere.

¿Cómo puede una persona de la calle enfrentarse y superar sus miedos?

Precisamente éste es el motivo que me ha llevado a escribir el libro. Yo, a través de las aventuras que he vivido en los últimos años, he ido descubriendo pequeñas herramientas que me han venido muy bien para superar algunas situaciones. Por ejemplo, la filosofía que yo defino como PAREPIA: para, respira, piensa y actúa. Si la pones en práctica, no te dejas llevar por la situación porque primero te paras, piensas lo que estás haciendo y ya, por último, tomas acciones. No hace falta que te vayas a Groenlandia a pasar frío para cambiar las cosas, con pequeñas frases, como “la calma te da precisión y la precisión velocidad”, puedes conseguir un cambio espectacular en tu día a día. Y esto puede afectar a una relación sentimental, a la forma en la que un jefe trata a su empleado o la de un padre a un hijo. Es algo extrapolable a todos los campos.

Asegura que la actitud es clave a la hora de vencer adversidades y superar retos. ¿Una persona con actitud nace o se hace?

Para mí la actitud parte de un punto de vista: hay personas que, ante una serpiente, tendrían una actitud de huida y yo, sin embargo, jugaría con ella, me acercaría, me la pondría por encima… Con mi actitud yo puedo contagiarte y hacer que seas más valiente, que veas que no pasa nada… Por eso siempre digo que con la actitud no se nace, sino que es algo muy maleable.

Es el fundador de la escuela de supervivencia SurvivalXtreme, ¿qué y cómo se aprende en ella?

Yo te enseño a pensar, a no bloquearte. A mí, personalmente, no me gusta enseñar un método para hacer las cosas, porque creo que realmente lo maravillo es llegar a ser creativo, puesto que se puede llegar al mismo resultado de mil formas diferentes. En una situación a la que te enfrentes a lo mejor no puedes hacer exactamente lo que yo te he enseñado, sino que tienes que inventarte una forma de hacerlo con lo que tengas en ese momento. En supervivencia, al final, el que sobrevive no es el más fuerte, ni el más listo, sino el que se adapta antes a la nueva situación.

Recientemente ha puesto en marcha Management Extreme, un programa de experiencias de supervivencia para directivos y empresas. ¿En qué consiste exactamente la iniciativa?

Por un lado, consiste en llevar esta filosofía que yo tengo y todas las herramientas que utilizo al mundo de la empresa, donde son muy válidas. Y, por otro, en poner a la gente un poco al límite para ver quiénes son realmente. Yo siempre digo que tú puedes ser muy bueno y venderte como una persona fuerte, que sabe dirigir equipos, etc. Pero cuando vas al límite y pasas esa barrera, la capa de pintura se cae y sale el verdadero yo, que te permite saber quién eres realmente. Nosotros con este programa lo que hacemos es eso: poner a los profesionales en situaciones extremas, donde jugamos un poquito con sus miedos y sus pánicos, para ver qué y quién hay detrás escondido.

Dices que las herramientas que utilizas en tus aventuras son válidas en el mundo de la empresa, ¿qué relación hay entre el aprendizaje vital y el mundo profesional? 

El trabajo es vida. Es, de hecho, una parte fundamental de nuestras vidas porque pasamos en él, como mínimo, ocho horas cada día. Si tenemos en cuenta que dormimos otras ocho horas, en realidad ocupa un tercio de nuestro tiempo. Por eso, creo que aprender a sobrevivir en este entorno y saber utilizar herramientas que nos permitan superarnos es espectacular.

¿Cómo puede ayudar la supervivencia a un profesional hoy en día?

De muchas maneras, sobre todo en el campo de la empatía y de la proactividad. Yo creo que hoy en día, con el tema de la crisis, el trabajo es como un desierto donde no hay apenas recursos. Antes había mucho dinero, la gente gastaba en cualquier cosa, pero ahora no; ahora se dan situaciones en las que el autoconocimiento es fundamental. Al final cuando vas a Groenlandia a la nieve tienes que conocerte muchísimo para no gastar energía, saber cuánto vas a aguantar, cuánto tiempo puedes seguir caminando… En la empresa es lo mismo: tienes que gestionar bien tus recursos, conocerte muy bien para saber qué puedes hacer y qué no, etc. La supervivencia no es algo ligado a un entorno, a una selva o una montaña, es nuestro día a día.

Compartir en:

Servicios

Suscribirse al newsletter

Si desea recibir las newsletters de Adecco Red, rellene el formulario indicando sus areas de interés.

Sectores | Junio 2017
SELECT articulos.*, newsletters.division FROM articulos INNER JOIN newsletters ON (articulos.newsletter=newsletters.id) WHERE newsletters.fecha>'2017-07-20' AND newsletters.publicar = 1 AND articulos.id NOT IN (0) AND articulos.seccion IN (1,2) ORDER BY RAND();