Pedro García, director gerente de ANESCO

“Animo a todos los profesionales del sector a enriquecer su trayectoria afrontando cambios”

El hecho de poder coordinar esfuerzos, facilitar acuerdos y defender los intereses del sector portuario son algunas de las razones por las que al sevillano Pedro García le encanta su trabajo al frente de la Asociación Nacional de Empresas Estibadores y Consignatarias de Buques (ANESCO). No en vano, se trata de una organización que engloba a 246 empresas asociadas, las cuales dan empleo a más de 12.000 trabajadores. Por eso, y a pesar de que su formación es eminentemente técnica, cada día valora más la importancia de las personas y de las relaciones humanas sobre cualquier otro aspecto organizativo. Apasionado de la vida en sí misma y de las pequeñas cosas, García es de los que piensan que el éxito reside en poder descansar cada noche con la conciencia tranquila y el convencimiento de haber hecho todo lo posible para que las cosas mejoren.

¿En qué situación se encuentra actualmente el sector de la estiba y consignación de buques en cuanto a la generación de empleo?

El sector portuario es sólido y estable, con una larga tradición histórica y con un gran futuro. El 90% del volumen del comercio mundial de mercancías se realiza por mar. El valor total de las mercancías que transitan por los puertos españoles, cada año, supera los 370.000 millones de euros, lo que representa aproximadamente el 35% de nuestro PIB. Todos estos tráficos marítimos requieren servicios de los consignatarios de buques y, a excepción de los graneles líquidos, de los servicios de las empresas estibadoras, cuyos servicios producen directamente más de 2.000 millones de euros al año. Para realizar esta labor, las empresas estibadoras y consignatarias de buques generan más de 12.000 puestos de trabajo. Aunque en estos momentos, el sector portuario español está pendiente de un cambio legislativo que se debe realizar obligatoriamente en cumplimiento de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, lo que puede generar algunas incertidumbres, nuestro sector seguirá demandando profesionales cualificados durante los próximos años.

¿Cómo definiría el empleo que se crea?

Los trabajos que se realizan en la estiba portuaria y en la consignación de buques son muy especializados, requieren conocimientos técnicos específicos, dominio del sector y alto nivel de inglés. Además, es destacable la importancia de la seguridad en el trabajo, algo sobre lo que el trabajador debe estar permanentemente concienciado, equipado y formado, puesto que se trabaja continuamente con maquinaria pesada, cargas suspendidas en altura, espacios abiertos, etc. Por último, también es característico del empleo que genera nuestro sector la irregularidad de la carga de trabajo y la flexibilidad de horarios, lo que requiere una alta disponibilidad. Por lo tanto, estamos hablando de un empleo cualificado que requiere de una permanente formación y de un alto compromiso personal.                                      

¿Cuáles son los principales perfiles de profesionales que trabajan en este sector?

Los trabajadores que realizan los trabajos de estiba y desestiba de buques deben tener la formación legalmente establecida. Actualmente esta normativa genera algunas lagunas, por lo que debe ser revisada. Se demandan profesionales cualificados, comprometidos con su profesión, responsables, enfocados a la productividad y conscientes de la importancia de la seguridad laboral. El IV Acuerdo Marco que regula las relaciones laborales en el sector de la estiba define las diferentes categorías profesionales que se requieren y las responsabilidades de cada uno de estos puestos de trabajo. Junto a ellos, el sector también necesita profesionales expertos en el negocio del transporte marítimo y portuario, cada vez más especializado y complejo. Se requiere una sólida formación, conocimiento del mundo de la empresa, del comercio exterior, de los idiomas, con una mentalidad abierta, disponibilidad y movilidad. Las capacidades de negociación y comunicación también son determinantes.

¿Qué tipo de formación despierta más interés en ellos?

Los trabajadores estibadores deben tener una formación directamente relacionada con las tareas que desarrollan. Para ello es necesario que previamente la legislación española determine, mejor de lo que lo hace ahora, la titulación mínima exigida. A partir de ahí, trabajadores y empresas van a requerir una formación continua, con una gran componente práctica en el empleo de la maquinaria propia que existe en los muelles. Ampliando el ámbito dentro del sector, más allá de los trabajadores estibadores, los profesionales demandan una formación continua especializada en el negocio marítimo.

¿Qué retos específicos afronta este sector de cara a los próximos años?

El principal es la reforma de la legislación española que regula el modelo de la estiba en nuestros puertos para cumplir con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 11 de diciembre de 2014, que declaró a la actual ley española contraria al derecho comunitario y, específicamente, incompatible con el artículo 49 del Tratado Fundacional de la propia Unión Europea que defiende la libertad de establecimiento. Debemos afrontar un cambio que garantice la competitividad de nuestros puertos, algo que es estratégico para el conjunto de la economía del país.

¿Qué ha aprendido a lo largo de sus años de desempeño profesional?

Cada vez más valoro la importancia de las personas y de las relaciones humanas sobre cualquier otro aspecto técnico y organizativo.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

La posibilidad de coordinar esfuerzos, de facilitar acuerdos y de defender los intereses del sector. Son muchas las razones por las que me gusta el trabajo que realizamos en la Asociación Nacional de Empresas Estibadores y Consignatarias de Buques. Trabajar para una organización empresarial que está a punto de cumplir 40 años y que cuenta con 246 empresas asociadas es un orgullo y una responsabilidad.

Explíquenos alguna anécdota curiosa a lo largo de su carrera…

Son muchas las vividas a lo largo de mi vida profesional en los diferentes trabajos que he desarrollado. Por eso, respondiendo genéricamente me gustaría subrayar el hecho de cómo ha ido evolucionando mi carrera abriéndose a nuevos campos que eran desconocidos para mí. Nunca hubiese imaginado, cuando era estudiante, que hoy estaría trabajando para las empresas estibadoras y consignatarias de buques. Por eso, animo a todos los profesionales del sector a enriquecer su trayectoria afrontando cambios.

Compartir en:
¿Cuál sería su #hashtag en gestión de personas?
#comunicación, #confianza y #compromiso
Tres palabras que le definan como profesional
Organizado, comprometido, fiable.
Y tres que le definan como persona
Sensible, inteligente, trabajador.
Nombre a las tres personas que más han influido en su vida
Mejor tres colectivos, creo que los que verdaderamente más nos determina son los grupos de personas con los que convivimos: mis familiares, los profesores y los jefes que he tenido.
Un sueño por cumplir (personal o profesional)
Alcanzar un grado de excelencia en nuestros puertos que nos mantenga entre los líderes del tráfico marítimo, mejorando nuestra sociedad.
¿Qué libro está leyendo actualmente?
“Sapiens, de animales a dioses”, de Yuval Noah Harari; “La segunda república española”, de Josep Pla; y “La magia del orden”, de Marie Kondo.
¿En qué redes sociales podemos encontrarle?
Facebook, Twitter y LinkedIn.
¿Cuál es su mejor receta para desconectar?
Sin lugar a dudas, la familia. De hecho, cuando tienes hijos pequeños es tan fácil desconectar con ellos que diría que casi es automático. El deporte y la lectura también me ayudan bastante.
¿Qué le apasiona?
Muchas cosas muy simples y cotidianas. La vida en sí misma.
¿Qué hace cuando no está trabajando?
Estar con mi familia, leer, running, Internet, televisión, turismo.
En 140 caracteres defina qué es para usted el éxito
El éxito es poder descansar cada noche con la conciencia tranquila, desde el convencimiento de haber hecho todo lo posible para que las cosas mejoren.

Trayectoria profesional

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad de Granada y con un máster en “Gestión y planificación portuaria” por las Universidades de A Coruña, Oviedo, Cádiz y Politécnica de Madrid, Pedro García inició su trayectoria profesional en una empresa consultora de ingeniería civil, hasta que en el año 2000 le surgió la oportunidad de trabajar en la Autoridad Portuaria de Huelva. Allí permaneció hasta mediados de 2015 ocupando diferentes posiciones de responsabilidad, entre ellas la de director general durante tres años. En ese momento, la junta directiva de la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (ANESCO) decidió nombrarle su máximo responsable. Desde este nuevo cargo puede poner en práctica no sólo sus amplios conocimientos del sector portuario, sino también los de ingeniería ambiental, transporte marítimo y contabilidad financiera. Por último, cuenta con diversos cursos en IESE, Universidad de Huelva, UNED, Universidad de Cantabria o el Instituto Internacional San Telmo; y actualmente está cursando quinto de la Licenciatura de Derecho.

Sectores | Junio 2017
SELECT articulos.*, newsletters.division FROM articulos INNER JOIN newsletters ON (articulos.newsletter=newsletters.id) WHERE newsletters.fecha>'2017-09-21' AND newsletters.publicar = 1 AND articulos.id NOT IN (0) AND articulos.seccion IN (1,2) ORDER BY RAND();